Pemex y CFE emiten gases tóxicos que dañan la salud de habitantes de Veracruz: especialista de EU

Un experto en registro de emanaciones de gases fugitivos de instalaciones petroleras visitó los municipios veracruzanos de Poza Rica y Papantla, donde –con una cámara infrarroja– logró capturar al menos nueve lugares donde las industrias estatales y privadas emanan gases tóxicos para el ambiente y las personas.

Las organizaciones que apoyaron en la investigación  explicaron que en los videos obtenidos se puede observar la presencia de metano y otros compuestos orgánicos volátiles, que son causa de cáncer.

Ciudad de México, 7 de diciembre (SinEmbargo).– Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) violan los derechos a la salud, a un medio ambiente sano y a la información en Veracruz, ya que despiden gases tóxicos al aire, acusaron organizaciones de la sociedad civil.

“Gravemente se está violentando el derecho a la salud, a un medio ambiente sano y a la información porque nadie ha sido informado sobre la cantidad de gases que se están emitiendo y eso es muy grave”, alertó Alejandra Jiménez, de la Red Unidos por los Derechos Humanos, en entrevista para SinEmbargo.

En octubre pasado, un experto en registro de emanaciones de gases fugitivos de instalaciones petroleras de Estados Unidos visitó los municipios veracruzanos de Poza Rica y Papantla, donde –con una cámara infrarroja– logró capturar al menos nueve lugares donde las industrias estatales y privadas emanan gases tóxicos para el ambiente y las personas.

La cámara FLIR GasFinder 320 puede registrar componentes orgánicos volátiles (VOC), incluyendo cancerígenos y Gases de Efecto Invernadero, según la ficha técnica del aparato. Incluso, la propia industria petrolera se vale de la herramienta para detectar sus fugas de gases.

 Las cintas fueron realizadas en el marco de un curso emprendido por Earthworks, organización estadounidense especializada en dotar a comunidades locales de las herramientas necesarias para documentar fugas de gases tóxicos en instalaciones petroleras. El pasado mes de octubre, llegó al país a liderar una capacitación dirigida a organizaciones civiles en el norte de Veracruz.
 Jiménez, miembro de la organización mexicana que participó en las grabaciones, acusó negligencia por parte de las empresas estatales y de las propias autoridades tanto federales como veracruzanas.

“Lo que encontramos son cantidades de emisiones de gases que están liberándose a la atmósfera sin ninguna regulación y de forma indiscriminada”, recriminó la activista, y agregó que “Pemex y la CFE son los responsables de emanar estos gases nocivos al medio ambiente. Hay negligencia por parte de ellos y por parte de las autoridades federales y estatales”.

Jiménez explicó que las imágenes fueron tomadas tanto en pozos de Pemex, como en algunas instalaciones de extracción y almacenamiento de hidrocarburos, además de plantas de procesamiento de gas, plantas de turbinas, pozos de fracking y convencionales e instalaciones de bombeo. En todos los lugares, aseguró, hubo presencia de gases nocivos.

La integrante de la Red Unidos por los Derechos Humanos criticó que en el Estado mexicano hay falta de congruencia con los compromisos que se hacen en el exterior y las prácticas que se ejecutan en el país.

“Nos preocupa porque hablamos de acuerdos internacionales firmados por México, hay políticas públicas generadas para evitar el calentamiento global, pero con estas emisiones lo que vemos es que el Estado se contradice”, afirmó.

Por ejemplo, a finales del año 2015, la nación gobernada por el Presidente Enrique Peña Nieto firmó el acuerdo de París, para –de la mano de otros 194 países– trabajar a fin de frenar el crecimiento de las emisiones.

Uno de los objetivos de la Ley General de Cambio Climático es “regular las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero para lograr la estabilización de sus concentraciones en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático”.

Pero, al menos en las grabaciones recién realizadas se muestran lo contrario. Jiménez explicó que la cámara es capaz de detectar diferentes tipos de gases, entre ellos, el metano, “el más preocupante”. La defensora de los derechos humanos advirtió que este es 83 veces más dañino a la atmósfera que el propio dióxido de carbono (CO2).

“El metano está provocando mucho más calentamiento global que el CO2”, acusó.

Asimismo, subrayó que la emisión de dichos gases son sumamente dañinos para salud e incluso cancerígenos. Por ello, destacó que existe una “fuerte” responsabilidad de la Secretaría de Salud a nivel estatal y federal en los temas de investigación sobre los efectos de los gases nocivos y en la atención a los daños a la población, causados por los mismos.

Recordó que al pasar apenas 15 minutos filmando en uno de los sitios, las tres personas que allí se encontraban presentaron náuseas y dolores de cabeza sumamente fuertes.

Por otro lado, responsabilizó también a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), pues, estimó, “no está generando los mecanismos para que las compañías, incluida Pemex, no estén produciendo las emisiones de gases tóxicos”.

Ante este panorama, exigió a las autoridades cumplir cabalmente con los acuerdos firmados a nivel internacional de disminuir el calentamiento global y trabajar arduamente para evitar que las emisiones, principalmente las de metano, continúen apoderándose del ambiente.

http://www.sinembargo.mx/07-12-2017/3359535

Leave a reply